Tres años ensamblando música con el barrio

Desde 2016, el proyecto de extensión universitaria “Ensamble de Ensambles” sigue funcionando y promoviendo la cultura musical en jóvenes del barrio platense “El Retiro”.

Foto Ensamble De Ensables  1

La premisa es saber que compartir la música con otros niños y otras niñas genera lazos y vínculos que están más allá del lugar donde cada uno vive, que van más allá de la escuela a la que concurren.

Ahí radica la clave de un proyecto extensionista que nació hace tres años.

Surgió la idea luego del concierto de cierre del Congreso de Música Popular organizado por la Facultad de Bellas Artes en octubre de 2016 en el marco de la Convocatoria de la cuarta Bienal de Arte de la UNLP "Plazas y Multitudes" y comenzó a desarrollarse como proyecto universitario durante el 2017, en “Ensamble de Ensambles”, para lo cual se modificaron algunos puntos de aquel plan inicial para continuar desarrollando sus actividades extensionistas.

En la actualidad, en “Ensamble de Ensambles”, su directora Karina Daniec y sus integrantes trabajan de manera conjunta con otro proyecto de extensión universitaria “Colectivo Musical”, donde comparten las tareas de dirección y co-dirección con la profesora Claudia Torres. Lo que potenció seguir trabajando en la interpelación desde la música, los instrumentos, el arte a los chicos y las chicas que transitan cotidianamente el espacio.

Daniec lo define: “El proyecto tiene dos patas: la de la formación de los estudiantes en la extensión y la de intervención artística en y con la comunidad en este caso del Barrio El Retiro y la articulación con otros ensambles de música de niños y niñas”.

La labor extensionista pregona que los chicos y las chicas del barrio puedan participar de actividades que tengan continuidad en el tiempo, con la seguridad de que van a contar con un espacio para seguir teniendo la posibilidad de hacer música. También se articula con otros ensambles. Estos dos proyectos proponen trabajos territoriales que funcionan mediante el aprendizaje de quienes participan. Participantes han ido mutando: los estudiantes que empiezan a dar sus pasos en la extensión han cambiado y eso generó la integralidad que tiene el equipo de trabajo.  Así mismo la realidad concreta de los talleres y su relación con el territorio también se ha visto modificada, se generaron aún más vínculos entre los participantes y el barrio.

Daniec observa mediante un ejemplo el rol que está teniendo “Ensamble” en la reconstrucción identitaria del barrio El Retiro: “A fin del año pasado, en la comunidad tuvo lugar el resurgimiento de la comparsa que fuera histórica allí en los ´90; los chicos y las chicas tomaron la decisión de retomar aquel proyecto que fue de otra generación un poco en homenaje a ‘Chispa’ Tozonotti, referente muy querido por la comunidad del Club Corazones de El Retiro quien falleció en diciembre del año pasado. De hecho, los chicos le pusieron de nombre a la comparsa ‘Los chicos de Chispa’”. Luego de esta demanda el proyecto tuvo que sumar el aprendizaje de la trompeta, entendiendo la necesidad de tomar las propuestas de los chicos que participan para seguir creando una identidad barrial en sus ensambles.

“Ensamble de Ensambles” sigue fomentando la extensión universitaria, interdisciplinaria, intercultural; de aprendizaje conjunto y transformador. “Esta diversidad le imprime al proyecto una amplitud de saberes y de culturas que enriquece enormemente la mirada sobre la música y refuerza la idea de que la música es un lenguaje posible de ser aprendido, enseñado y compartido en un ambiente de diversidad” sostiene Daniec.

Actualizado el: 2019-08-29