Logo Extensionistas
Logo UNLP
Contacto
|
Co- creando espacios de comunicación mediante la música
Es un proyecto de extensión de la Facultad de Bellas Artes dirigido por la Lic. Martínez Isabel y codirigido por la Prof. Valles Mónica. En esta oportunidad, nos acercamos a esta maravillosa propuesta que plantea un encuentro con la comunidad, basado en los conocimientos surgidos de la investigación en Psicología Cognitiva y Social de la Música y Educación Musical, a través de la implementación de prácticas musicales situadas en el territorio.
co creando bellas artes

La iniciativa surgió a partir de un trabajo que realizó un miembro del equipo en algunas ONGs de La Plata, insertas en contextos socio-económicamente desfavorecidos, cuyos coordinadores manifestaron gran interés por brindar a sus asistentes actividades culturales y la preocupación porque las mismas pudieran ser sostenidas a lo largo de un período de tiempo prolongado.

Con esto a la vista, buscaron un modo de vincular estas necesidades observadas en el territorio, con la labor investigativa que algunos de los miembros del equipo extensionista venían desarrollando previamente, en el campo de la Psicología Cognitiva y Social de la Música y la Educación Musical.

El proyecto planteó establecer un vínculo retroalimentador entre la actividad académica y la realidad de los sectores beneficiarios, entendiendo que es a través de la puesta en acto donde los conocimientos desarrollados mediante la labor académica adquieren sentido. En particular, se propuso desarrollar con niños y jóvenes de la región un grupo de prácticas musicales enraizadas en la musicalidad comunicativa humana. En relación al significado de la musicalidad comunicativa nos relatan: "en tanto capacidad humana extendida en la etnografía socio-cultural, la musicalidad comunicativa aparece en las relaciones entre adultos y bebés, los juegos musicales en la temprana infancia, la colaboración en la performance musical y en la danza, y los efectos terapéuticos de la música en actividades comunitarias, entre otros. En el proyecto, fue abordada no como una competencia artística -lograda mediante entrenamiento especial-, sino como una manifestación humana por medio de la cual se congenian en el tiempo emociones, deseos y sentimientos encarnados en las expresiones musicales compartidas de habla, canto, sonido y movimiento". La musicalidad comunicativa cumple una función vertebradora de actuaciones expresivas que son frecuentemente limitadas, censuradas u opacadas en el territorio, debido a prejuicios socio-culturales muy instalados, vinculados a las concepciones del talento en el arte y su supuesta distribución desigual en la población, que se reflejan en expresiones tales como "no tenés oído para la música", "no cantás afinado", "no tenés ritmo", etc.

El equipo extensionista estuvo conformado por 14 participantes: la dirección, co-dirección y coordinación están a cargo de: Isabel Cecilia Martínez (FBA-UNLP), Mónica Valles (FBA-UNLP), Marcela Victoria Oyhandy (Trabajo Social-UNLP) y Matías Tanco (FBA-UNLP), respectivamente; graduados de la Licenciatura en Música y alumnos de los últimos años de carreras de Música del grado universitario.  El trabajo se realizó en conjunto con tres entidades: Biblioteca Popular Del otro lado del árbol, Los Gurises, Copa de Leche y Talleres y Hogar Chispita - Obra del Padre Cajade.

Las dificultades con las cuales se encontraron están vinculadas fundamentalmente con cuestiones de la cotidianeidad en el funcionamiento de las ONGs, por un lado y por otro con la complejidad de sostener la actividad con periodicidad durante todo el año.

Entre las primeras, mencionaron como factor importante el aspecto climático, ya que no sólo incidió en la asistencia de los niños sino también en la suspensión de varios encuentros, porque las condiciones edilicias no permitían la realización de las prácticas. En este caso, no fue posible realizar acciones para la resolución del problema. Otras dificultades, que les fue posible ir subsanando con el correr de la actividad, se vincularon con aspectos materiales (tales como la disponibilidad de recursos de trabajo o la movilidad de los extensionistas), con aspectos vinculares (la escasa participación inicial de muchos de los niños, la diferencia de atención hacia los docentes en relación al género) y con problemáticas individuales que, dado el contexto, no resultaron de fácil abordaje.

En relación a los objetivos a corto, mediano y largo plazo nos compartieron: "como objetivo general, y en lo que podría considerarse un objetivo a mediano plazo, el proyecto se propuso desarrollar nuevas modalidades para el abordaje de prácticas musicales, con una concepción de musicalidad comunicativa basada en la participación, que implica la construcción cooperativa intersubjetiva entre adultos y niños o entre niños, orientada a generar ‘narrativas musicales' de expresión e intención, de modo de elaborar mediante la participación un sentimiento del tiempo y el movimiento compartidos en la calidad y la narrativa sonoras.

En lo que podría considerarse un objetivo a largo plazo, buscan que los resultados del proyecto pueden constituir un fundamento para el diseño y la programación de acciones educativas alrededor de dicho concepto".

Al momento de compartir alguna anécdota expresaron: "hubo algunas situaciones que constituyeron señales de que la labor desarrollada estaba siendo significativa. Uno de los objetivos que nos propusimos fue el de promover un canal de comunicación a través del cual los chicos pudieran expresarse.  Al principio, en dos de los grupos en particular,  esto resultó un poco difícil porque se mostraban reacios a participar pero con el correr de los encuentros, se pudieron establecer vínculos de confianza y esto llevó a que, en una de las ONGs en particular (Los Gurises de Melchor Romero), se alcanzaran instancias de composición de canciones, cuyas letras describen aspectos de la realidad del grupo, reforzando el sentido de pertenencia. Esto fue estimulante tanto para los docentes, que lo vivenciaron como un logro en el proceso, como para los chicos, en quienes promovió gran interés y entusiasmo por las actividades que se desprendieron de estas composiciones, alcanzando la realización de arreglos musicales de cierto grado de complejidad y motivaron la participación de todo el grupo".

Por último, al preguntarle qué significa la extensión universitaria nos comentan: "A partir de esta experiencia, se puede decir que la extensión universitaria cumple diversas funciones, todas las cuales aportan al crecimiento de los diferentes actores involucrados. Por un lado, se constituye como un canal valioso para el intercambio de saberes entre la academia y la comunidad, permite dar una utilidad social al conocimiento, aportar al mejoramiento de la calidad de vida de la población y promover la construcción de la identidad cultural.  En este intercambio, tanto los actores de las ONGs como los integrantes del equipo extensionista, nos fuimos nutriendo del conocimiento del otro.

Así mismo, es una vía que permite aportar tanto al entramado social, ofreciendo a sectores sociales desfavorecidos, un acceso a diversos tipos de conocimiento, lo que de otro modo es muy difícil, como a la producción de nuevo conocimiento que, lejos de quedarse en especulaciones teóricas, se funda en un proceso dinámico que tiene lugar en la práctica concreta.

En nuestro proyecto en particular, este intercambio se vio materializado en tanto la concepción subyacente a la propuesta es particularmente propicia para generar vínculos retroalimientadores. Tal vez por el hecho de que surgiera en respuesta a una demanda territorial concreta, es que  promovió un involucramiento activo de todos los participantes y dio lugar a una comunión entre el equipo extensionista, los equipos de trabajo de cada ONG y los niños. Esto se halla en línea con uno de los objetivos de la musicalidad comunicativa, en tanto se considera que a través de ella pueden construirse relaciones interpersonales, en las que se comparten aspectos de la experiencia de manera participativa y no meramente receptiva.

Finalmente, se constituye como un contexto valioso de formación para los extensionistas, en tanto proveyó una experiencia formativa complementaria de los estudios que desarrollaron o desarrollan en su formación de grado, que les permitió poner en práctica los conocimientos adquiridos durante dicha formación en contextos que no son los habituales y reflexionar sobre ellos. A su vez, posibilitó ampliar su perspectiva al aplicar nuevas modalidades de práctica y evaluar sistemáticamente los resultados obtenidos.  Finalmente, les motivó una reflexión acerca de la importancia de la actividad extensionista como parte de la formación de grado".

Desde la Revista Extensionista queremos agradecerle a todo el equipo de trabajo por la colaboración y participación para la concreción de esta nota. Y en especial a Mónica Valles por su dedicación y tiempo.

Se requiere Javascript, y/o algunos agregados, para mostrar ciertos contenidos en su navegador.

 

Te invitamos a ver esta propuesta en Mapa de Proyectos

Ir a Memorias Proyectos de Extensión 2014-2018

Calendario
RSS
< dic -2017 >
Eventos
DLMMJVS
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31